La encefalitis en los perros

La encefalitis es una condición de grave preocupación. El perro afectado requiere atención médica inmediata. La información presente en el artículo sobre la encefalitis en los perros lo ayudará a cuidar mejor de su peludo amigo.


En la medicina, la encefalitis significa inflamación del cerebro. Los síntomas de la encefalitis en los perros reflejan la región del cerebro que está bajo el efecto de la enfermedad. Por ejemplo, si el cerebro anterior se inflama, entonces los síntomas visibles son las convulsiones, depresión mental, ceguera, dando vueltas y cambios de comportamiento. Del mismo modo, en caso de tronco cerebral inflamado, las señales observables son incoordinación, temblores, inclinación de la cabeza y parálisis facial. Los perros con encefalitis  pueden mostrar anomalías neurológicas. Estas pueden surgir a partir de un solo campo o varios campos, y estos se describen como focal y multifocal respectivamente.

La encefalitis en los perros puede ser aguda o crónica. Encefalitis aguda afecta principalmente a perros jóvenes, mientras que la encefalitis crónica se considera que se produce  en los perros viejos. Los síntomas característicos de la encefalitis aguda son la rápida aparición de malestar general, tos, vómitos, secreción nasal y movimientos flojos. La disfunción neurológica puede aparecer antes o después de que se acerca  la enfermedad general. Los signos observables de la encefalitis crónica en perros suelen estar ausentes o efímeros. El perro víctima puede mostrar déficit de ritmo muy lentamente progresiva o desequilibrio, y las convulsiones que pueden o no ocurrir.

¿Cuáles son las causas de la encefalitis en los perros
Dependiendo de si la causa de la encefalitis es conocida o no, es de dos tipos, infecciosa e idiopática. Cuando el factor causal es conocida, se conoce como encefalitis infecciosa, mientras que si la razón exacta detrás de la aparición de la encefalitis es desconocida, se denomina tipo idiopático. La encefalitis es causada sobre todo por la infección del cerebro causada por microorganismos como bacterias, virus, hongos, parásitos y rickettsias.

¿Cómo se diagnostica la encefalitis
El veterinario realizará algunas pruebas de diagnóstico para confirmar la presencia de encefalitis en su perro. Estas pruebas incluyen la historia médica completa, junto con la historia familiar y el examen del sistema nervioso. El veterinario puede realizar punción lumbar para hacer un diagnóstico preciso y rápido. Punción espinal es un método de diagnóstico en el que se toma una pequeña muestra del fluido que baña el cerebro y la médula espinal  para el análisis. La resonancia magnética ha demostrado ser de gran ayuda para hacer un diagnóstico definitivo, ya que permite la visualización de la construcción del cerebro.

¿Cuál es el tratamiento para la encefalitis
Si el defecto genético es responsable de la aparición de la encefalitis, el tratamiento no es posible. Por otras causas, la curación médica eficaz es disponible. Una vez que un perro se le diagnostica la encefalitis y la causa subyacente se encuentra  ser infección, el veterinario comienza dándole antibióticos. Si el perro sufre de convulsiones recurrentes, los anticonvulsivos como fenobarbital se prescriben. Para reducir la inflamación, se pueden iniciar los medicamentos que contienen esteroides.

El tratamiento veterinario de la encefalitis idiopática en perros implica la supresión del sistema inmune. Como puede ver, esto es contrario al método de tratamiento para el tipo infeccioso. Por lo tanto, es muy necesario que la causa exacta de la encefalitis sea diagnosticado antes de comenzar con la cura. El tratamiento para el tipo de encefalitis idiopática generalmente implica altas dosis de un esteroide prednisona. El tratamiento puede tomar alrededor de 4-7 meses. En algunos casos graves de encefalitis, los inmunosupresores más potentes se pueden utilizar. El efecto de estos medicamentos son algo similares a la de la quimioterapia. Por lo tanto, el trabajo regular de la sangre es necesaria para descartar toxicidad. Un producto homeopático llamado japonesa Kampo también se sabe que es eficaz en el tratamiento de la encefalitis en los perros.

Si observa los signos y síntomas de la encefalitis en su perro, usted debe llevarlo a un veterinario lo antes posible. Debe administrar todos los medicamentos prescritos estrictamente. Además, debe seguir todas las instrucciones, indicaciones y consejos dados por él para el mejor cuidado del perro. Recuerde, la encefalitis puede ser completamente curado con los tratamientos médicos y su amor y apoyo a su amigo canino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *