Los síntomas de la insuficiencia hepática en perros

Al igual que los humanos, el hígado juega un papel importante en el cuerpo de un perro también. La insuficiencia hepática en perros puede surgir debido a una variedad de causas. Los primeros síntomas de insuficiencia hepática en perros son tan sutiles y generalmente confundido con algún trastorno de salud. Por esta razón, es importante saber cuáles son los signos y síntomas de insuficiencia hepática. Ahora, el hígado se encarga de todo el proceso bioquímico y ayuda a liberar energía en el cuerpo. El alcohol no es la razón por la que puede conducir a insuficiencia hepática canina. Así que, ¿cuáles son las causas de la insuficiencia hepática canina? Estos incluyen infecciones virales y bacterianas que afectan a otros órganos del cuerpo y de constituir ellos mismos en el hígado. Que afectan el funcionamiento del hígado, conducir a la cicatrización y, finalmente, insuficiencia hepática.

La insuficiencia hepática en perros más comúnmente se produce debido a la exposición a toxinas. Estas toxinas pueden ser ambientales o se ingiere con los alimentos y el agua. Se ha encontrado que hay muchos alimentos de perro comerciales que contienen una alta cantidad de conservantes y otras sustancias como agentes colorantes de alimentos que tienden a llegar a ser tóxicos para el animal en el largo plazo. Por lo tanto, es importante para alimentar al perro una dieta saludable y cuidar de las necesidades del animal para el ejercicio físico. Los parásitos que encuentran su camino hacia el hígado, puede causar cáncer, obstrucción de la vía biliar y la enfermedad hepática. La insuficiencia hepática suele tener un comienzo silencioso y antes de que te des cuenta, afecta a la salud del perro considerablemente. Vamos a echar un vistazo a los síntomas que ayudarán a cualquier dueño de la mascota tratar de buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde.

Los signos y síntomas de insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática afecte a la salud de su perro en gran medida. Los primeros síntomas de insuficiencia hepática son muy sutiles. Usted encontrará que su perro feliz y normal como siempre. De repente, de la nada, la tragedia podría golpear y se llega a saber que su mascota está sufriendo de insuficiencia hepática. Usted debe tener una nota mental de los síntomas mencionados a continuación como la detección temprana es la clave para salvar a su mascota de todos los problemas de salud.

Pérdida de apetito es uno de los síntomas más importantes de la insuficiencia hepática. Tu perro pronto comenzará a comer menos de lo normal o se niegan a comer por completo. Esto hace pérdida de peso excesiva como el perro come menos de lo habitual. La insuficiencia hepática hace que el hígado produzca menos de la bilis y del metabolismo de los alimentos disminuye considerablemente. Grasas, carbohidratos y proteínas no se metaboliza correctamente, por lo tanto, el perro comienza a perder peso.

Aparte de la pérdida de peso, el perro puede sufrir de vómitos, diarrea y estreñimiento. Esto ocurre debido al desarrollo de trastornos gastrointestinales frecuentes. La materia fecal pasa también pueden contener rayas de sangre. A medida que el perro pierde todos los nutrientes, así como los líquidos por vómitos y diarrea, se vuelve letárgico y deprimido. Usted encontrará que su perro se niega a salir a caminar o hacer ejercicio. Todo lo que él / ella quiere hacer es quedarse en el recinto.

La cantidad de bilis que se produce y por lo tanto reduce el perro comienza a pasar Heces pálidas gris. La bilis se compone de ácidos biliares, colesterol, bilirrubina y globulinas. Esto ayuda en la recirculación de las células rojas de la sangre, la absorción de grasas en el torrente sanguíneo desde el intestino, etc bilirrubina se desintoxica y enviado a los intestinos para su excreción. Se divide más y, de paso, los resultados de las heces de color marrón oscuro. Cuando la cantidad de bilis producida en el que sea menor, la materia fecal pasa tiende a ser más pálido. Esto indica la presencia de problemas en el hígado en los perros.

A medida que la circulación en el hígado se ve afectado debido a la cicatrización de los tejidos del hígado, causa Ascitis. Esta es una condición que se produce debido a los bajos proteínas del suero y el aumento de la presión en las venas que pasan a través del hígado. Esto conduce a la acumulación de líquido que causa una hinchazón de estómago, hinchazón. Esto puede ser un signo de enfermedad del hígado en perros.

Sangría es otro síntoma de insuficiencia hepática que se puede observar cuando la enfermedad progresa a una fase avanzada. Usted podrá observar sangre en la orina, así como las heces y vómito. A veces, usted podrá observar sangrado de las encías y moretones debajo de los labios y la piel. La bilirrubina como se explicó anteriormente se divide adicionalmente en los intestinos y luego se excreta. Pero, cuando la cantidad de bilirrubina secretada es alto y no se procesan correctamente, causará orina naranja. Esto es porque la bilirrubina es de color naranja y cuando indebidamente procesada, hace que la orina aparecerá naranja.

El signo más importante de insuficiencia hepática en perros es ictericia. Usted podrá observar la piel y el blanco de los ojos se convierten en un tono amarillo. Esto se produce debido a la acumulación de pigmentos biliares en el cuerpo. El hígado no para procesar y, por tanto, los niveles de estos pigmentos elevarse en el cuerpo. Polidipsia o sed excesiva y poliuria o micción frecuente son también síntomas de insuficiencia hepática en perros.

Si usted ve estos síntomas en su mascota, asegúrese de visitar al veterinario inmediatamente. Esto ayudará a asegurar que los problemas del hígado en los perros que se controlan con ayuda médica. Si se deja sin tratamiento, puede conducir a la muerte temprana del perro. Esperamos que la información anterior demuestra ser útil en la detección de problemas en el hígado en perros.